10 El Señor
gobierna las aguas de la inundación;
el Señor
gobierna como rey para siempre.