15 Los ojos del Señor
están sobre los que hacen lo bueno;
sus oídos están abiertos a sus gritos de auxilio.