13 Pero el Señor simplemente se ríe,
porque ve que el día de su juicio se acerca.