38 Pero los rebeldes serán destruidos,
para ellos no hay futuro.