40 El Señor
los ayuda,
los rescata de los malvados.
Él salva a los justos,
y ellos encuentran refugio en él.