12 Has preservado mi vida porque soy inocente;
me has traído a tu presencia y eso es para siempre.