22 Pero por tu causa, nos matan cada día;
nos tratan como a ovejas en el matadero.