9 No sigas mirando mis pecados;
quita la mancha de mi culpa.