22 Entrégale tus cargas al Señor
,
y él cuidará de ti;
no permitirá que los justos tropiecen y caigan.