7 Que desaparezcan como agua en tierra sedienta;
que sean inútiles las armas en sus manos.