14 Mis enemigos salen de noche
gruñendo como perros feroces
mientras merodean por las calles.