3 Pero que los justos se alegren;
que se gocen en la presencia de Dios;
que estén llenos de alegría.