18 Mira cómo te insultan estos enemigos, Señor
;
una nación insensata ha deshonrado tu nombre.