11 Pues el Señor
Dios es nuestro sol y nuestro escudo;
él nos da gracia y gloria.
El Señor
no negará ningún bien
a quienes hacen lo que es correcto.