33 Pero jamás dejaré de amarlo
ni de cumplir la promesa que le hice.