7 «El Señor
no está mirando —dicen—,
y además, al Dios de Israel
no le importa».