2 Por ejemplo, supongamos que alguien llega a su reunión
vestido con ropa elegante y joyas costosas y al mismo tiempo entra una persona pobre y con ropa sucia.