3 Busquen al Señor
los que son humildes
y sigan sus mandamientos.
Procuren hacer lo que es correcto
y vivir con humildad.
Quizá todavía el Señor
los proteja
y los libre de su ira en ese día de destrucción.