20 Entonces el Señor
me mostró cuatro herreros.