7 Los poderosos caballos estaban ansiosos por salir a vigilar la tierra. Así que el Señor
dijo: «¡Vayan y vigilen la tierra!». Entonces salieron de inmediato a hacer el recorrido.