26 porque «del Señor es la tierra y todo cuanto hay en ella».a