20 De hecho, cuando se reúnen, ya no es para comer la Cena del Señor,