3 Pero el que ama a Dios es conocido por él.