23 También derrotó a un egipcio que medía como dos metros y medio,a y que empuñaba una lanza del tamaño de un rodillo de telar. Benaías, que no llevaba más que un palo, le arrebató la lanza y lo mató con ella.