9 El pueblo estaba muy contento de poder dar voluntariamentea sus ofrendas al SEÑOR, y también el rey David se sentía muy feliz.