2 En esto pueden discernir quién tiene el Espíritu de Dios: todo profetaa que reconoce que Jesucristo ha venido en cuerpo humano, es de Dios;