28 y ellos se hicieron a la mar y llegaron a Ofir, de donde volvieron con unos catorce mil kilosa de oro, que le entregaron al rey Salomón.