25 Pero Saúl insistió:—Díganle a David: “Lo único que el rey quiere es vengarse de sus enemigos, y como dote por su hija pide cien prepucios de filisteos”.En realidad, lo que Saúl quería era que David cayera en manos de los filisteos.