8 —Aquí tengo casi tres gramosa de plata —respondió el criado—. Se los puedo dar al hombre de Dios para que nos indique el camino.