17 Un carro importado de Egipto costaba seiscientas monedas de plata;a un caballo, ciento cincuenta. Además, estos carros y caballos se los vendían a todos los reyes hititas y sirios.