4 Pero antes que nada, consultemos al SEÑOR —añadió.