22 las despabiladeras, los aspersorios, la vajilla y los incensarios;y la entrada del templo, es decir, las puertas interiores del Lugar Santísimo y las puertas de la nave central del templo, las cuales eran de oro.