28 De este modo Jehú erradicó de Israel el culto a Baal.