11 pero cuando se le acercó para darle de comer, él la agarró por la fuerza y le dijo:—¡Ven, hermanita; acuéstate conmigo!