28 En efecto, todo esto le sucedió al rey Nabucodonosor.