10 Por eso ahora traigo las primicias de la tierra que el SEÑOR tu Dios me ha dado”.»Acto seguido, pondrás la canasta delante del SEÑOR tu Dios, y te postrarás ante él.