4 Puesto que la palabra del rey tiene autoridad, ¿quién puede pedirle cuentas?