8 Que sean siempre blancos tus vestidos, y que no falte nunca el perfume en tus cabellos.