18 Pues por medio de él tenemos acceso al Padre por un mismo Espíritu.