8 Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz