26 »Si alguien toma en prenda el manto de su prójimo, deberá devolvérselo al caer la noche.