26 »Lleva tus mejores primicias a la casa del SEÑOR tu Dios.»No cuezas ningún cabrito en la leche de su madre.