12 Pero Moisés se enfrentó al SEÑOR y le dijo:—¿Y cómo va a hacerme caso el faraón, si ni siquiera los israelitas me creen? Además, no tengo facilidad de palabra.a