25 Llamó entonces el faraón a Moisés y a Aarón, y les dijo:—Vayan y ofrezcan sacrificios a su Dios aquí en el país.