Contra falsas esperanzas

12 El SEÑOR me dirigió la palabra: