6 »Por tanto, así dice el SEÑOR omnipotente: Como la leña de la vid que eché al fuego, así haré con los habitantes de Jerusalén.