Lamento por Egipto

1 El SEÑOR me dirigió la palabra:
2 «Hijo de hombre, profetiza y adviérteles:»Así dice el SEÑOR:“Giman: ‘¡Ay de aquel día!’
3 El día del SEÑOR se acerca,sí, ya se acerca el día.Día cargado de nubarrones,día nefasto para los pueblos.
4 Vendrá una espada contra Egiptoy Etiopía será presa de la angustia.Cuando caigan heridos los egipcios,serán saqueadas sus riquezasy destruidos sus cimientos.
5 Etiopía, Fut, toda Arabia y Lidiacaerán a filo de espada,lo mismo que los hijos del país del pacto.
6 »”Así dice el SEÑOR;esto afirma el SEÑOR omnipotente:Caerán los aliados de Egipto,se derrumbará el orgullo de su poder.Desde Migdol hasta Asuáncaerán a filo de espada.
7 Sus ciudades quedarán en ruinas,entre las más desoladas de las tierras.
8 Cuando yo le prenda fuego a Egiptoy sean destrozados todos sus aliados,sabrán que yo soy el SEÑOR.
9 »”En aquel día saldrán en barcos mis mensajeros para aterrorizar a la confiada Etiopía; en el día de Egipto, que ya está a la puerta, les sobrevendrá la angustia.
10 »”Así dice el SEÑOR omnipotente:»”Por medio de Nabucodonosor, rey de Babilonia,acabaré con la opulencia de Egipto.
11 Nabucodonosor y su ejército,el más poderoso de las naciones,vendrán a destruir el país.Desenvainarán la espada contra Egiptoy llenarán de cadáveres el país.
12 Secaré los canales del Nilo,y entregaré el país en manos de gente malvada.Por medio de manos extranjerasdesolaré el país y cuanto haya en él.Yo, el SEÑOR, lo he dicho.
13 »”Así dice el SEÑOR omnipotente:»”Voy a destruir a todos los ídolos de Menfis;pondré fin a sus dioses falsos.Haré que cunda el pánico por todo el país,y no habrá más príncipes en Egipto.
14 Devastaré a Patros,le prenderé fuego a Zoán,y dictaré sentencia contra Tebas.
15 »”Desataré mi ira sobre Sin, la fortaleza de Egipto, y extirparé la riqueza de Tebas.
16 Le prenderé fuego a Egipto, y Sin se retorcerá de dolor. Se abrirán brechas en Tebas, y Menfis vivirá en constante angustia.
17 Los jóvenes de On y de Bubastis caerán a filo de espada, y las mujeres irán al cautiverio.
18 Cuando yo haga pedazos el yugo de Egipto, el día se oscurecerá en Tafnes. Así llegará a su fin el orgullo de su fuerza. Egipto quedará cubierto de nubes, y sus hijas irán al cautiverio.
19 Este será su castigo, y así Egipto sabrá que yo soy el SEÑOR”».
20 El día siete del mes primero del año undécimo, el SEÑOR me dirigió la palabra:
21 «Hijo de hombre, yo le he quebrado el brazo al faraón, rey de Egipto. Nadie se lo ha vendado ni curado para que recobre su fuerza y pueda empuñar la espada.
22 Por eso, así dice el SEÑOR: “Estoy contra el faraón, rey de Egipto. Le quebraré los dos brazos, el sano y el fracturado, y haré que la espada se le caiga de la mano.
23 Voy a dispersar a los egipcios entre las naciones; voy a esparcirlos entre los países.
24 Fortaleceré a su vez los brazos del rey de Babilonia: pondré mi espada en sus manos y quebraré los brazos del faraón. Entonces él gemirá ante su enemigo como herido de muerte.
25 Fortaleceré los brazos del rey de Babilonia, y haré que desfallezcan los brazos del faraón. Y cuando ponga yo mi espada en manos del rey de Babilonia, y él la extienda contra Egipto, se sabrá que yo soy el SEÑOR.
26 Dispersaré por las naciones a los egipcios; los esparciré entre los países. Entonces sabrán que yo soy el SEÑOR”».