21 pues todos los demás buscan sus propios intereses y no los de Jesucristo.