23 Lamec dijo a sus mujeres Ada y Zila:«¡Escuchen bien, mujeres de Lamec!¡Escuchen mis palabras!Maté a un hombre por haberme herido,y a un muchacho por golpearme.