4 Pasados los días de duelo, José se dirigió así a los miembros de la corte del faraón:—Si me he ganado el respeto de la corte, díganle por favor al faraón